La libreta de las ideas

No sé a vosotros pero no consigo cuadrar confinamiento e inspiración.

Hace unos meses soñaba con tener días enteros sólo para mí en los que poder crear, probar, experimentar con colores, formas, texturas… y sin embargo me encuentro atascada. Y es que la inspiración la encuentras en la naturaleza, en la calle, en la gente que te rodea, la familia, los amigos, los desconocidos que esperan en la cola de la fruta en el mercado…

 

La libreta de las ideas

Os contaré mi secreto para guardar la inspiración bajo llave y no dejar que se escape. Siempre llevo una libreta conmigo para poder dibujar algo que me llame la atención o apuntar una idea de esas de las que ya no te acordarías al llegar a casa. Una libreta emborronada con apuntes inclinados en las esquinas y flechas que van de un dibujo a otro. Esa libreta que ahora descansa sobre la mesa de trabajo esperando a que la saque para rellenarla de nuevo.

 

Fomenta tu creatividad

Nacemos con un excedente de creatividad que se merma con los años. La educación encorsetada, la eliminación de las asignaturas que alimentan la imaginación (música, dibujo, teatro…) hacen que cada día muera en nosotros una parcela de esa imprescindible cualidad. No queda más remedio que trabajar lo que antes era innato. Un excedente de creatividad en cualquiera de los campos en los que te muevas, te hará ser diferente y destacar del grupo.

Intenta llevar una pequeña libreta siempre contigo (la libreta de las ideas) y apunta cada frase, imagen o persona que te remueva, que despierte en ti el más mínimo sentimiento. No es necesario que sepas dibujar ni tampoco que seas escritor. Simplemente dibuja,  escribe, apunta y cuando llegues a casa la revisas desde el principio. 

No te fuerces, es posible que no necesites apuntar nada en unos días o incluso semanas. La inspiración llega sin avisar, no es algo programado, de ahí su magia.

Observa cuanto te rodea, no te limites a mirar. Escudriña cada detalle, cambia la perspectiva de las cosas, imagina cómo se comportarían si se encontraran en un entorno diferente.

 

La magia de ser diferente

Un buen creativo siempre se pregunta, qué más puede ofrecer, cómo ser distinto a los demás. La solución no llega sin más, debes darle un empujoncito para ayudarle a emerger.

Sal con tu libreta de ideas, observa con otra mirada, estudia, experimenta y un buen día, casi sin darte cuenta, tus proyectos no sólo saldrán a la luz, brillarán.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.